• Home
  • /Faciales exclusivos

Tratamiento Anti-edad reafirmante

Leiser dispone de tratamientos anti-edad basados en la utilización de isoflavonas que brindan excelentes resultados pues se trata de un poderoso componente que contribuye a combatir las deficiencias hormonales. Este tratamiento, en el que utilizamos sólo productos de la mejores firmas, dá excelentes resultados en combinación con la aplicación de radiofrecuencia.

Tratamiento iluminador Vitamina C

Tratamiento antioxidante que ayuda a mejorar la hidratación, la elasticidad cutánea y a recuperar la luminosidad mediante la aplicación de Vitamina C pura hasta las capas más profundas.

Tratamiento Oxigeno

Para regenerarse y desarrollar sus funciones, las células deben mantener el nivel óptimo de Oxígeno. Factores como la contaminación, las radiaciones solares y el tabaco entre otros, privan a nuestra piel de este elemento vital, haciendo que el cutis pierda luminosidad. Nuestros productos contienen moléculas de Peróxido de Hidrógeno (penetran a través de la piel y se descomponen en agua y oxígeno suministrando energía y vitalidad), Oxy- Flow (una innovadora molécula que transporta oxígeno a la piel y elimina dióxido de carbono), y Agua Viva (un agua natural donde se ha cultivado el Alga Espirulina, adquiriendo con ello todas las bondades nutritivas del alga como aminoácidos, vitaminas y oligoelementos indispensables para ayudar a mantener la firmeza y elasticidad de la piel). Una piel oxigenada se siente purificada, más hidratada y luminosa.

Peeling – Glicólico, Salicílico, Vitamina C

En nuestro centro disponemos de programas de peeling anti-edad superficial indicado para el rejuvenecimiento facial, la estimulación de la pieles apagadas, el tratamiento de la imperfecciones cutaneas, manchas pigmentarias, arrugas y pequeñas arrugas.

Higiene Facial

La limpieza de cutis es un procedimiento que no es agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los famosos “puntos negros” (en dermatología denominados “comedones”) y microquistes que se van acumulando con el tiempo.

El procedimiento dura aproximadamente entre 50 minutos y una hora, 
ya que después de la limpieza se realiza un drenaje linfático.

La limpieza cuenta con cuatro pasos: pulido, extracción, descongestión 
y nutrición de la piel.